El peligro de no conocer la diferencia entre Backup y Disaster Recovery

“No, a mí no me pasan esas cosas”. “Estoy a salvo con mi respaldo”. Las personas tienden a sentirse seguras y a mirar como un espectador más, como miles de empresas pierden su información valiosa y/o dejan de funcionar durante días porque sus sistemas fueron atacados por un hacker, por un siniestro o por una catástrofe natural.

Lo cierto es que todas las empresas están expuestas, y el peor error es creer que un backup de información solucionará todo.

Tener un backup o respaldo de información da a las empresas cierta sensación de seguridad y de confianza frente a las pérdidas de información; los backups se han transformado en una solución incuestionable para recuperarse frente a un desastre tecnológico.

Pero cuando ocurre un desastre tecnológico, las empresas se dan cuenta de que el backup de información soluciona solo una parte. Las empresas son mucho más que archivos y datos. Un desastre también afecta a los sistemas que se usan diariamente para tareas fundamentales. Un desastre puede dejar a una empresa, por ejemplo, sin facturar por una, dos o más semanas, afectando sus ingresos, su rentabilidad y su estabilidad económica. ¿Podría salvarte tener un respaldo?

¿Sabes realmente las diferencias entre un backup y disaster recovery?

Uno de los errores más frecuentes, sino el más frecuente, es creer que backup y disaster recovery son lo mismo, pero no lo son. Mientras el backup sirve para recuperar la información y los datos, el disaster recovery hace que una empresa vuelva a la normalidad, es decir, hace que sus equipos y sus sistemas vuelvan a funcionar, y su backup de información esté disponible.

El backup es sumamente importante para cualquier empresa, pero fuera de un plan de disaster recovery, es solo una herramienta aislada. Es más, si un backup no es sometido constantemente a pruebas de recuperación y a auditorías para asegurar que funcione, puede transformarse en una herramienta inútil.

Un plan de disaster recovery incluye un paso a paso para actuar inmediatamente después de un desastre y, así, restablecer la operatividad en el menor tiempo posible. Este plan involucra, entre otras cosas, recuperar la información, transformando al backup en una herramienta que es parte de un todo, asegurando su disponibilidad y funcionamiento adecuado.

La Continuidad Operativa, estrategia que incluye el backup y el disaster recovery, es primordial para las empresas, y tal como se mencionó en nuestro artículo anterior, la asesoría experta de un partner como EDAPI es clave para contar con un plan sólido, ya que se involucran en los procesos de su empresa y los protegen.

 

Todas las empresas son susceptibles a ataques cibernéticos, siniestros o catástrofes naturales que afectan su operatividad y ponen en riesgo su rentabilidad, sus ganancias y sus intereses. Por ello, es de suma importancia que un plan de disaster recovery aborde los procesos claves de negocio, ya que es imposible -a nivel de presupuesto y de infraestructura- anticiparse a todos los factores de riesgo.

Los más de 40 años de experiencia y la alta calificación de los consultores de EDAPI, son factores claves para diseñar un plan capaz de identificar los procesos críticos, establecer prioridades y definir acciones concretas que permitan recuperarse rápidamente de un desastre y asegurar la continuidad operativa, incluso frente a errores fatales como pensar “no, a mí no me pasan esas cosas” o “estoy a salvo con mi backup”.

Información de Contacto Soluciones TI EDAPI

Para mayor información y solicitar la asesoría de un especialista, visite www.edapi.cl o envíe un correo electrónico a soluciones@edapi.cl.

Escrito por Wordpress Manager

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *